carretera
En principio el tema del número de este mes, itinerarios de educación en la fe, podría parecer sencillo para la cuestión gráfica. Itinerario deriva del latín iter, itineris, que significa viaje, trayecto y a su vez de itinerarirum que significa conjunto de caminos que conforman un viaje. Yo no soy de muchos latines, pero es cierto que los itinerarios en Pastoral tienen esa dimensión de proceso, de camino que uno tiene que ir recorriendo. Una sistematicidad que a lo largo de estos años se ha ido aplicando y que está en continua reflexión. Así que todo fácil, un camino y arreando que es gerundio.
chico2-julio
Ahora bien es cierto que durante todos estos años se ha ido priorizando este camino, pero a su vez se ha ido dando también cabida a que la pastoral es una relación personal con aquel que los es Todo. Una experiencia que debe vivirse en lo íntimo de la persona.
huellas
Por tanto grupo y experiencia personal deben vivir en conjunto y no pueden separarse. Si el itinerario solo prioriza el grupo, se pierde la dimensión transcendente, si por el contrario se vive solo se pierde la dimensión celebrativa y social.
julio
Desde esta perspectiva he intentado integrar estas dos ideas en las ilustraciones que cubren este número, por un lado el camino y a su vez la persona que hace ese camino. Para el primero de los dibujos he usado la típica imagen de unos pies en la playa, pequeña crítica a esos itinerarios que buscan lo “bucólico” pero se olvidan de la realidad ¿cuántos de nuestros chicos hacen su proceso descalzos por la playa? Desde ahí surge la segunda de las imágenes, una carretera, pero sin horizonte definido. Estuve a punto de coger la escena de promoción de la serie “Walking dead” en la que se ve a Rick cabalgando por una carretera desierta en medio de una ciudad vacía, pero me pareció demasiado apocalíptico, al final opté por la carretera sin horizonte como símbolo de aquello que la persona tiene por delante, aquello que está por construir.
juliodibujo
“No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo”. Albert Camus
Publicado en : Misión Joven

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *